Manejo Profesional de tu Cartera

Te ofrecemos una planificación sólida con un enfoque largo plazo para tus inversiones y tomas de decisiones, empezando con una DPI (Declaración de Políticas de Inversión) elaborado en base a los siguientes criterios:

Construir Una Base Sólida
Usamos metodologías modernas que suscriben a los siguientes principios para controlar exposición a riesgo y minimizar costos, buscando maximizar un retorno objetivo sobre períodos relativamente largos (e.g., 5-30 años). Creemos que el éxito (ó fracaso) de tu plan financiero depende mayormente de la adherencia a ellos.
 

Asignación de Activos
Según estudios, la asignación de activos es el factor que más impacta el retorno de la cartera. Buscamos un equilibrio entre riesgo y retorno, tomando en cuenta tu tolerancia al riesgo, tus objetivos y el plazo para alcanzarlos. Así determinamos que porcentaje debe ser renta variable y que porcentaje renta fija. Los retornos tienden a ser mayores con más acciones, pero también aumenta el riesgo y la volatilidad de la cartera. Queremos determinar tu zona de confort: suficiente rentabilidad para alcanzar tus objetivos, pero sin tanto riesgo que te quite el sueño.
 

Diversificación
Diversificación es una extensión de asignación de activos. La diversificación permite reducir los riesgos específicos de distintas categorías dentro de los activos:

  • Clases de activos

  • Sectores

  • Países o regiones

  • Tamaños de emisores (por ejemplo, emisores de capitalización de mercado alta y       empresas de capitalización baja)

  • Estilos de inversión (por ejemplo, empresas de “valor” o empresas de “crecimiento”).

La diversificación permite bajar la volatilidad del portafolio, amortiguando los riesgos. Además, cuando se combinen en un portafolio clases de activos con poca correlación entre si, el resultado es un portafolio con un perfil de mayor rentabilidad y menor volatilidad. Esto se llama la ‘frontera eficiente”.


 
Monitoreo Activo 
Parte importante del manejo disciplinado de una cartera es un monitoreo continuo de la cartera. Las recomendaciones que hacemos a nuestros clientes incluyen:

  • Recomendaciones tácticas que tienen un enfoque de corto plazo (3 a 6 meses) en función de nuestras opiniones de mercado.

  • Recomendaciones estratégicas que son de más largo plazo que se guían más en función de la Declaración de Política de Inversión y los objetivos de largo plazo.

Con el fin de "recuperar el equilibrio", los retornos superiores en una clase de activo se venden y se compran clases de activos rezagadas. Este proceso se llama rebalanceo y debe realizarse regularmente para reducir el riesgo de alejarse de su asignación de activos objetivo. 
Por supuesto, si sus necesidades o circunstancias financieras cambian en el tiempo, es posible que sea necesario modificar la estrategia de asignación de activos en consecuencia. Estos cambios se manejan como parte de su revisión de planificación financiera y no como parte del rebalanceo.

 

© 2020 Proudly created in house by the team at Oversees Consulting